Qué es blockchain

Blockchain es la tecnología que respalda a maat.ai, y que nos permite proteger tus documentos e información.

 

A veces, la velocidad con la que avanza el mundo virtual en la actualidad puede ser apabullante. De entre las muchas nuevas tecnologías en el ámbito de la protección y autentificación de la información digital, blockchain es, quizá, una de los más reconocidos y también, de los más efectivos. Es, precisamente, esta tecnología la que maat.ai utiliza para registrar los movimientos y envíos de los documentos de sus clientes —trozos de información virtual que, de no ser bien protegidos, podrían fomentar el mal uso o robo de las identidades virtuales, así como los fraudes en línea.

 

Pero… ¿qué es exactamente blockchain y por qué es tan eficiente?

Nuestro presente requiere un registro inalterable de los movimientos de información, así como la protección de una enorme cantidad de datos certificados. Blockchain es una de las mejores herramientas que existen en la actualidad para hacerlo por su estructura (o arquitectura informática) única que la hace incorruptible ante hackeos y transgresiones.

Como su nombre lo indica, el funcionamiento del blockchain depende de bloques de información que se encuentran entrelazados como una cadena. Cada bloque puede contener distintos tipos de información, y tiene tres componentes: la información que almacena, el hash propio (o número de identificación del bloque que es único e irrepetible) y, finalmente, el hash del bloque anterior. De esta manera cada uno de estos cúmulos de información están conectados entre sí con el bloque que lo precede y el bloque que lo sucede, es decir, forman una “cadena de información”.

Pero blockchain es incorruptible por dos razones. La primera es que el hash o número de identificación de cada bloque se genera a partir de la información que éste contiene (por eso es única), y si la información dentro del bloque es modificada, el hash cambia automáticamente y deja de embonar con el bloque que lo precede o lo antecede. Esto que quiere decir que la cadena se rompe y se los bloques se desconectan.

La segunda razón, es que existe una copia de la cadena de información en varios servidores al mismo tiempo. Esto implica que si la información es modificada en uno de esos servidores, el resto pueden identificar el cambio y detenerlo. Esto, además, implica que la seguridad y la validación de un blockchain es dada por sus usuarios y no por una institución.

A pesar de que sus elementos (firmas electrónicas, criptografía, hashing y nodos distribuidos) tienen muchos años de existencia, fue en 2008 que este sistema cobró popularidad como uno de los más seguros para proteger y autentificar información virtual. Todo esto sucedió gracias a bitcoin, creación de un hombre desconocido que se hizo llamar Satoshi Nakamoto.

Blockchain es un sistema revolucionario que ahorra tiempo y riesgos…

Puede usarse para procesos delicados y complejos como firmas electrónicas, trasferencias de dinero, elecciones de un país y guardar registros médicos o bancarios, entre muchos otros. En el caso de maat.ai, es precisamente este nivel de seguridad el que se usa para proteger los registros de los movimientos de nuestros usuarios, ofreciéndoles una vida más cómoda, eficiente y segura.

Si quieres saber más sobre blockchain y la tecnología que lo respalda, te recomendamos estos enlaces:

Hackernoon
Crypto Español

 

159

¡Descarga nuestra app en iOS o Android y sé parte de nuestra Comunidad de Confianza!

©2020 | All rights reserved | Aviso de privacidad

maat.ai - Trust and be trusted online.