Estos son los fraudes con tarjetas más comunes …

Conocer los fraudes más frecuentes hechos con tarjetas te permitirá tomar las medidas necesarias para evitar ser víctima de ellos.

 

Las tarjetas de crédito y débito son instrumentos que se inventaron para dar practicidad a las transacciones monetarias. Nacieron, primero, a principios del siglo XX, cuando la empresa Western Union emitió tarjetas para sus clientes más selectos, mismas que les daban acceso a un trato preferente y a créditos sin cargos —muchas otras empresas y bancos emularon este método después de ellos. Más adelante, en el año 1949, surgió la tarjeta de crédito como se conoce hoy, en Nueva York, y fue usada en un principio para pagar la cuenta en restaurantes. Rápidamente, la popularidad de este método de pago creció y se extendió por el mundo entero.

Hoy, las tarjetas de débito y crédito son usadas en todos los países por una enorme cantidad de personas. Se trata de un método de pago que, como una práctica cartera, nos libera de la necesidad de llevar dinero en efectivo a todos lados. Cada vez más y más establecimientos pueden hacer cobros a través de ella, y éstas nos sirven también para hacer compras, generalmente a través de la red, en otros puntos geográficos.

Sin embargo, la practicidad de las tarjetas viene con un riesgo notable: por su naturaleza portátil y porque llevan en sí mismas información privada, éstas permiten robos y fraudes de forma relativamente fácil, lo cual ha resultado en enormes cantidades de dinero robadas, alrededor del planeta, a través de tarjetas de crédito y débito. Esta es una de las razones por las cuales los bancos están migrando de tarjetas con banda magnética a tarjetas con chip, que es mucho más confiable.

México no es la excepción. De cada diez plásticos, cuatro de ellos sufren fraudes en nuestro país, según los datos que arrojó un estudio hecho por KPMG Group —una empresa estadounidense dedicada a la asesoría empresarial. El nuestro también es uno de los  países con cifras más altas de robo de identidad.

Conocer los métodos más utilizados para cometer fraudes y robos a través tarjetas de crédito o débito podría ayudarnos a evitarlos. Éstos, a grandes rasgos, podría dividirse en fraudes con o sin tarjeta presente.

 

Los fraudes más usuales

Robo de identidad. El robo de identidad implica a una persona haciéndose pasar por otra y usando su identidad falsa para cometer actos ilegales y robos. Esto puede incluir el abrir cuentas bancarias, trámites de créditos, hacer compras por internet, vender o comprar propiedades o hacerse pasar por alguien para obtener un empleo.

Clonación de tarjeta. Todos hemos escuchado hablar de este fraude: implica la extracción de información de la banda magnética de una tarjeta para luego utilizarla de forma fraudulenta. Literalmente implica la “creación” de una tarjeta gemela a la del usuario que funciona exactamente igual a ésta.

Robo físico. Cuando perdemos nuestra tarjeta y ésta cae en las manos equivocadas, es relativamente fácil que esta persona la utilice para hacer compras y pagos para su beneficio. La falsificación de una firma autógrafa (método aún utilizado por muchos bancos) es muy sencilla.

Skimmers. Es el nombre de un dispositivo que puede colocarse en los cajeros automáticos y terminales de cobro, y que tiene una ranura falsa donde se copia la banda magnética de la tarjeta de crédito o débito. En ocasiones, este aparato tiene también una pequeña cámara que capta el pin de la tarjeta para después clonarla y extraer el dinero disponible.

Phishing. Este método de fraude se hace a través de correos electrónicos fraudulentos, páginas web falsas, redes sociales, mensajes de texto y a través de llamadas telefónicas. Los remitentes se hacen pasar por empresas, bancos o páginas confiables y solicitan datos de tarjetas de crédito o débito para luego robar dinero de la cuenta.

 

Consejos de maat.ai para evitar estos fraudes

*Destruye tus estados de cuentas o cualquier otro documento que contenga información confidencial sobre tu persona, tus cuentas y tarjetas.

*Maneja con cuidado tus correos electrónicos y nunca compartas datos de tus tarjetas o cuentas a través de ellos —o de SMS, redes sociales, llamadas telefónicas, etcétera.

*Si pierdes tu identificación, levanta un acta. Esto te permitirá, en caso de tener cualquier problema, tener pruebas de que el documento no estaba en tu poder al ser usado de forma fraudulenta.

*Activa el servicio de notificaciones de tus tarjetas. Así tu banco te avisará cada vez que haya algún movimiento en tus cuentas.

*Revisa tus estados de cuenta regularmente.

*Ten cuidado con las páginas de internet a través de las cuales realizas compras. Es importante que solamente utilices las de empresas certificadas y con cierto nivel de reconocimiento y confiabilidad.

*Cambia las claves de tus tarjetas regularmente.

412

related posts

Algunos consejos para evitar el robo de identidad
¡El 11 de febrero es el Día del Internet Seguro!
7 de los delitos virtuales más comunes
Consejos para evitar fraudes y robo de identidad

¡Descarga nuestra app en iOS o Android y sé parte de nuestra Comunidad de Confianza!

©2020 | All rights reserved | Aviso de privacidad

maat.ai - Trust and be trusted online.